PASEANDO POR SOTIEL VIÑAS-VIII

A0001

B0001

C0001

D0001

E0001

G0001

H0001

I0001

Del ambiente corrosivo por los gases sulfurosos de las calcificaciones que exhalaban dióxidos de azufre, del murmullo de la muchedumbres de los quejidos dolorosos de centenares de mujeres y hombres consumidos y macilentos por el trato inhumano e ingrato de aquellas largas jornadas de trabajos, de los silbidos de avisos de máquinas a vapor con largas ristra de vagonetas a remolque en pleno esfuerzo durante la subida hacia las piqueras de Sotiel.

Ya de todo esto han pasado más de un centenar de años y de todo aquello queda un paisaje atiborrado de historia donde solo ha cambiado el griterío por el silencio, lahostilidad por la paz, pero quedan las mismas montañas de estratos de piritas de donde aun emanan (los lixiviados), las aguazas y serosidades que tornan a las aguas de un color que pasa delverde al púrpura, y además hoy siguen ahuecando el suelo gris, pero eso sí, queda la misma panorámica, el mismo solitario e inhóspito paisaje que parece reflejo al de uno selenita.

J0001_1

K0001

Y es aquí, donde aún les queda prohibido el renacer a toda clase de vida vegetal, porqueaun siguen vivos, sangrando y corriendo por el suelo el jugo de la secreción deaquellos mismos agentes agresivos de antaño.Pero es también aquí, donde podemos ver, como ejemplo en lucha constante contra la adversidad de este pequeño vergel a esta higuera y a este naranjo sembrado por “Juan el del cobre” o por algún operario suyo, retando a lo imposible en medio de este inhospitalario territorio. Pero ahí están y ahí quedan como parte de este pequeño oasis y sirva como ejemplo a la renovación y a la lucha contra la adversidad, tomemos ejemplo de él.

z1

DSC00862

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *