HISTORIA DE SOTIEL Y CORONADA-.v

Mi mente, intenta traer a mí, imagines de los tiempos en que existían actividades mineras en la alfombra rugosa de SOTIEL. Aquí, todo a mí alrededor, esta casi sin presencia de arboledas y casi exenta de vegetación, tan solo una mínima variedad, como jaras y brezos, crecen en este suelo, que es casi infecundo, quizás debido por su acidez, y en partes también a que aun mantienen presencias de cúmulos de estéril con partes de minerales de las prospecciones y extracciones durante la explotaciones mineras de Sotiel por romanos, portugueses e ingleses. Me dirijo hacia un montículo que se eleva sobre todos los demás, el cual esta formado de mistura de estéril y mineral, una vez sobre este, tomo un respiro sentado esperando un soplillo de aire fresco, lanzo una escueta ojeada a mi alrededor así como un pequeño reconocimiento sobre su entorno y observo lo que creo que en día fueron actividades romanas, como pocillos, cuevas o lo que parecen a todas luces minas. Acto seguido, tomo nota mentalmente de lo que veo, quiero tener una documentación mental y fotográfica de todas y de cada una de estas actuaciones, para recuerdo o para la documentación personal. No hay dudas me encuentro en el corazón de lo que fue el SOTIEL, en el núcleo de la historia de esta de mi querida mina.IMG_2587

¡ESTOY ENTRE LA REALIDAD Y LA MAGIA!

IMG_2602Aquí, en soledad, arropado por el silencio de los montes y elcontraste del azul celeste del cielo, con la grisura del suelo, y cerca alpantano del calabazar, que bebe las lloradas aguas del cielo y de las venas queson los grandes barrancos al que arañan con ferocidad su suelo al paso de lasagua.Creo que me encuentro poseído por los recuerdos de la historia, se me antoja la necesidad dellegar a tiempos pasados, al periodo épico de la máxima actividad minera deSOTIEL. Decido sentarme para descansar,y cerrar los ojos para así llegar mejor con mis imaginarias visiones, de lo queen su día fue SOTIEL y sus actividades mineras, así, como la vida de lossoldados, esclavos mineros, en si, todo lo referentes a la minería de antaño, nolo dudo mas, tomo un par de piedras y una laja y formando un asiento, a pie deun pequeño y solitario pino y sentándome en el, cierro los ojos y me dejollevar por mi imaginación, al momento me encuentro trasladado atrás en eltiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *